La fotografía con móvil ¿se va a comer a la fotografía tradicional?

La fotografía con móvil esta en contante crecimiento, hemos observado a lo largo de los últimos años como las cámaras de los teléfonos inteligentes han pasado de ser una novedad a convertirse en la forma más popular del mundo para capturar fotografías. Vivimos tiempos extraños como fotógrafos. Las paradojas abundan y cuando se trata de la idea de las cámaras y si el rendimiento fotográfico de los teléfonos móviles está a la par con los sistemas de cámaras digitales dedicadas es un tema que ve incluso las opiniones eruditas polarizadas sin remedio.

Hoy navegando me tope con esta web: fotosconmovil.com y me dio por reflexionar sobre este tema como fotógrafo profesional.

Fotografía con móvil
Fotografía con móvil

Tengo un amigo que fotografió sus últimas vacaciones en las Islas Canarias con su teléfono móvil, ya que llevar todo el equipo fotográfico le parecía muy aparatoso. Captando los lugares con su móvil mientras editaba en el camino usando Lightroom Mobile. Sus fotografías son nada menos que increíbles.

Al mismo tiempo, incluso yo a veces me canso de todos los “artistas de teléfonos móviles” que parecen pasar por alto la naturaleza fundamental de la fotografía con sus diminutos artilugios frente a ellos.

Entonces, con el debate aún en curso sobre si un teléfono inteligente puede igualar o no el rendimiento de una cámara más tradicional … hay muchos fotógrafos que quisieron poner a prueba esto y se pusieron a hacer fotografías de una misma escena tanto con móvil como con un cuerpo DSLR profesional, y la verdad que en la mayoría de estas pruebas no distingues mucho entre un resultado que otro.

Sin embargo en mi opinión, las cámaras de los móviles en la actualidad han mejorado mucho, pero aun no superan a una cámara profesional.
Te pueden servir las fotos del móvil para fotografiar tus viajes, tus fotos para redes sociales. Pero sinceramente no me imagino alguien capaz de confiar las fotos de su boda o cualquier momento importante en la cámara de un Smartphone.
Cualquier fotógrafo profesional sabe la importancia de un sensor grande, el rango dinámico y sobre todo la libertad del RAW.
Los móviles no son solo cámaras, sino cuentan con un software de inteligencia artificial de revelado muy potente y aplica una serie de filtros sobre la fotos para que sea vea mejor.

Fotografía selfie con móvil
Fotografía selfie con móvil

El sensor

Como mencione antes respecto al tamaño del sensor, realmente no hay mucha comparación entre uno dentro de una cámara DSLR de Full Frame y el que cabe dentro de su teléfono celular. Eso es lo que me interesa. Hablando dimensionalmente, los sensores de imagen del 5D MK4 y el Iphone X son como comparar entre uvas y sandías.

Dicho esto, decidir cómo afecta eso a la calidad de la imagen depende completamente del ojo del espectador, dependiendo de su definición de “calidad profesional”.

Fotos en RAW

Actualmente muchos móviles tienen la capacidad de grabar archivos de imagen RAW y JPEG cuando se dispara en modo “Pro”.

Pero en mi opinión personal, el Raw de los teléfonos móviles aún esta lejos de darnos un libertad de revelado que nos pueda dar un cámara profesional DSLR o Mirrorless.

Fotos en JPEG

Sinceramente si tienes una cámara profesional y disparas en JPEG mejor pásate a un móvil!

Camara DSLR Canon 700D - Iphone 8 Plus
Camara DSLR Canon 700D – Iphone 8 Plus

¿Los teléfonos inteligentes reemplazarán las cámaras digitales y las DSLR?

Desde la conveniencia de tener siempre uno contigo hasta la posibilidad de tomar un selfie y la integración perfecta de un sinfín de aplicaciones orientadas a la fotografía y canales de redes sociales, hay muchas razones por las que los teléfonos inteligentes se han vuelto dominantes para la fotografía cotidiana. Pero, ¿hasta qué punto deberíamos esperar que los teléfonos inteligentes continúen remodelando el mercado de las cámaras?

Un lugar lógico para comenzar con una pregunta de este tipo es observar los tipos de cámaras que quedan y evaluar la probabilidad de que los teléfonos inteligentes se pongan al día con las capacidades o al menos se acerquen lo suficiente como para disminuir drásticamente su atractivo.

Los últimos años han sido testigos de una gran agitación en el mercado sin espejo (Mirrorless), ya que se han introducido muchos sistemas nuevos de sensores Full Frame, junto con una nueva generación de lentes para sacar el mayor provecho a estas cámaras. Muchos videógrafos también utilizan ahora estos modelos sin espejo para su trabajo en lugar de soluciones específicas de vídeo más costosas, la Sony a7 III es la que ha creado esta revolución entre los videógrafos para dejar atrás las cámaras de vídeo convencionales.

Incluso hay cámaras sin espejo de formato medio, como Fujifilm GFX 100 y Hasselblad X1D, que prometen una calidad de imagen superior en comparación con las cámaras con sensores más pequeños. Si bien estos sistemas aún se están desarrollando, estas mejoras constantes en mercado de las cámaras se lo pone complicado a los móviles.

Debido a todo esto, y a la necesidad de que los teléfonos inteligentes tengan un gran atractivo contra las cámaras profesionales de lentes intercambiables, es probable que los dos coexistan en el futuro previsible. Sin embargo, la demanda de DSLR tradicionales sigue disminuyendo, ya que las cámaras sin espejo han ganado protagonismo.

Si bien las DSLR continúan desarrollándose, principalmente por Canon y Nikon, parece que es solo cuestión de tiempo antes de que la producción de DSLR cese definitivamente, o al menos se limite a aplicaciones muy específicas. Ricoh Imaging, por ejemplo, propietario de la marca Pentax, no ha lanzado una DSLR verdaderamente nueva desde 2017.

Fotografía con móvil a cámara tradicional
Fotografía con móvil a cámara tradicional

¿Cara al futuro la fotografía con móvil será la ganadora?

De cara al futuro, las señales apuntan a que el mercado de las cámaras seguirá convirtiéndose en un nicho más en sus ofertas, aunque quizás sin la participación de uno o más fabricantes, quienes en última instancia pueden concluir que no es lo suficientemente rentable como para permanecer en el juego. Después de todo, varias marcas que alguna vez fueron importantes ya han tomado este camino.

Otros solo pueden contar las imágenes como una pequeña división entre otras más rentables, lo que potencialmente las hace más susceptibles a cambios significativos.

La pandemia de coronavirus en curso también está interrumpiendo la llegada de nuevos lanzamientos. Si bien se siguen introduciendo nuevos productos, la producción se ha ralentizado (o incluso se ha detenido) para muchas empresas y, como resultado, muchos lanzamientos se han retrasado.

Algunos fabricantes han empezado a reducir drásticamente los precios de los productos existentes para estimular el interés, aunque con los minoristas físicos en gran parte cerrados y muchas personas afectadas ecuménicamente por la pandemia, no sorprende que las ventas hayan tenido un gran impacto. Muchas empresas públicas han retrasado la entrega de resultados financieros o, alternativamente, han pintado un panorama sombrío de la situación actual, que bien podría empeorar a medida que avanza el año.

¿A dónde nos lleva esto? A corto plazo, no está claro qué terminamos comprando (o no comprando) para nuestras búsquedas fotográficas, particularmente con la posibilidad de que se retrasen muchos lanzamientos nuevos. Si miramos a largo plazo, parece increíblemente improbable que el mercado de cámaras tradicionales desaparezca a medida que los teléfonos inteligentes se vuelven más inteligentes. Dicho esto, sería una tontería suponer que los teléfonos inteligentes no seguirán dictando lo que los fabricantes de cámaras deben ofrecer para seguir siendo relevantes.